El granito y el mármol son dos piedras que tienen una duración sorprendente en cuanto a revestimientos de mesadas, encimeras, pisos y paredes de los dos ambientes en los que más se requieren, porque ambos tienen la particularidad de adaptarse a espacios en los que tienen que convivir a diario con la humedad y el agua, ambos decoran de maravillas, y tienen una larga duración, son sencillos de mantener y limpiar, porque con paños húmedos con algunos productos comunes los tendremos perfectos y limpios.

En las mesadas de las cocinas, los granitos son perfectos porque se limpian con total sencillez, y es eso en lo que debemos pensar cuando de la cocina se trata, puesto que es el sitio en donde trabajamos a diario para la preparación de comidas.

El granito y el mármol, se presentan en una gran variedad de colores, espesores, diseños, y estilos para cada tipo de decoración reinante. Son sencillos de colocar, tanto sea en pisos, como en paredes y encimeras, y son súper higiénicos, al repeler todo tipo de bacterias y hongos en sus superficies.

Las ventajas son muchas, y las desventajas casi no cuentan, como por ejemplo en el caso de haber elegido un mármol poroso, puede darse la posibilidad de que se manchen o tiendan a mancharse con líquidos derramados, pero se quitan con productos específicos.

Una de las cosas que hay que saber es que el granito es el elegido para las cocinas, en las mesadas y pisos, y el mármol tiende a ser la piedra del baño, tanto en las paredes como en pisos. El mármol es una piedra que se la usa además en otras partes de la casa, como en los porches, en galerías, en revestimientos de columnas, en revestimientos de escaleras, en el exterior, en mesas de living, y van muy bien con todo tipo de decoración.

Otras de las diferencias a tener en cuenta en lo que respecta al granito y el mármol, es que deben ser colocados por expertos, con los servicios de instalación correspondientes. Si tenemos que hacer una especie de cuadro en el que se especifican las principales diferencias entre el mármol y el granito comenzaremos con la dureza, que en el caso del mármol es menos duro, además el mármol es más moldeable que el granito por la diferencia anterior.

Para quienes no conocen en profundidad las características fundamentales del granito diremos que se trata de una roca ígnea, que está compuesta por cuarzo, mica, y una gran cantidad de minerales y cristales de rocas. Es de apariencia pecosa, y se puede presentar de mil colores, pero eso es según con los minerales con los que se ha mezclado, (marrones, cafés, azules, beiges, negros, veteados, grises, etcétera, son los colores con los que nos encontramos).

Tanto el granito que se encuentra en las profundidades de la corteza terrestre y el mármol, son piedras que a través de los años, se van transformando con la mezcla de muchos minerales, que les darán en el futuro sus tonos y colores característicos, para que después en y con la mano del hombre den paso a las espectaculares piezas con las que nos encontramos en los comercios en los que los tienen a la venta.